Cuatro visiones de país se impusieron en las elecciones presidenciales de Ecuador. Las cuatro tendrán representatividad en el parlamento y, de acuerdo a sus posturas, se legislará en beneficio o contra los intereses de los extranjeros residentes.  

El domingo 7 de febrero se llevaron a cabo los comicios para elegir al próximo presidente; así como a los 137 miembros de la Asamblea Nacional. Quien recibió la mayor cantidad de votos fue el economista Andrés Arauz. Le siguen el banquero Guillermo Lasso, luego el abogado Yaku Pérez, quien denunció el resultado como fraude. En cuarto lugar quedó el empresario Xavier Hervas

Por ahora, Arauz es el único seguro en la siguiente vuelta. El segundo lugar todavía es disputado por Yaku Pérez, quien  denunció un fraude en su contra.

En la Asamblea Nacional no habrá mayoría de facto. De acuerdo a la Ley Orgánica de la función legislativa la mayoría parlamentaria se alcanza con la mitad más uno, es decir, 70 curules. Unión por la Esperanza (Unes), la coalición de partidos que apoyan a Andrés Arauz consiguió 46 puestos. Le siguen el Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik, partido que apoya a Yaku Pérez con 26 asambleístas; Izquierda Democrática (ID) de Xabier Hervas con 17; el Partido Social Cristiano (PSC) con 17 y Creando Oportunidades (Creo) de Guillermo Lasso con 12. 

El PSC apoyó la candidatura de Lasso y es el partido político que más coincide con la ideología de centro derecha de su partido. Unes y Pachakutik tienen una orientación de izquierda, al igual que ID, aunque está más identificada con la socialdemocracia. 

Arauz, el heredero de Rafael Correa 

Este candidato es la apuesta del expresidente Rafael Correa (2007-2017) para mantener y profundizar su legado. Arauz de 36 años estuvo al frente del Ministerio de Cultura y luego frente al Ministerio Coordinador de Conocimiento y Talento Humano. También fue director general bancario en el Banco Central de Ecuador (BCE).

Debido a la estrecha relación política entre Correa y el Gobierno de Nicolás Maduro, analistas y políticos prevén que Arauz sea aliado del gobernante venezolano. Lenin Moreno, quien próximamente dejará la presidencia, llegó al poder como parte de la facción política del correísmo. Sin embargo, a mediados de su primer año de mandato cambió su postura frente a la revolución bolivariana. 

Durante el Gobierno de Correa se redactó y aprobó la actual Constitución de Ecuador, en la que se encuentran garantías para los migrantes. También se promulgó la Ley Orgánica de Movilidad Humana al final de su Gobierno. Dentro de esta ley se resguardan una serie de derechos fundamentales para los extranjeros en el país, pese a su reciente reforma.

Leer Tambien: Movilidad Humana: seis cambios a la ley que un venezolano en Ecuador debe conocer

Sin embargo, durante el Gobierno de Correa se deportó a un grupo de 121 ciudadanos de Cuba. Las personas estaban en los alrededores de la Embajada de México en Quito el 6 de julio de 2016. Pedían gestiones para que abrieran un corredor humanitario que les permitiera llegar a Estados Unidos. La Policía Nacional intervino, los detuvo e inició un proceso de deportación, para enviarlos a su país, gobernado por un aliado político del correísmo

Los abogados de los ciudadanos cubanos denunciaron ante la prensa nacional que sus defendidos permanecieron más de 24 horas detenidos. De acuerdo a la legislación penal ecuatoriana una persona que es arrestada in fraganti debe ser presentada a las 24 horas de su detención. Los ciudadanos fueron retenidos en el Hotel Carrión, un centro de acogida para extranjeros en proceso de deportación. Este lugar dejó de funcionar al oficializarse la Ley Orgánica de Movilidad Humana en febrero de 2017. 

Postura contradictoria de Arauz frente a la migración 

En un programa de televisión el candidato Arauz dijo que no permitirá que extranjeros le quiten puestos de trabajo a los nacionales. “Nosotros tenemos como prioridad atender al pueblo ecuatoriano”, enfatizó el aspirante presidencial. 

Pese a su respuesta tajante sobre la migración en la televisión, en la propuesta del candidato se plantea aumentar el padrón electoral de extranjeros dentro de Ecuador.

También aparece la ejecución del plan “Nadie sin papeles”. Con este programa aspira normalizar la situación migratoria de los extranjeros “iregularizados por el Estado”, como señala en su proyecto. 

En el plan de Arauz también se indica que buscará establecer albergues para migrantes “tanto emigrantes retornados como para inmigrantes en situación de vulnerabilidad”. 

El candidato propone profundizar la integración educativa de los niños, niñas y adolescentes (NNA) migrantes, por medio de planes de adaptación y nivelación. Además, señala que buscará garantizar el acceso a la salud de las personas en movilidad humana y luchar contra la discriminación. Estos tópicos son parte de la Ley vigente en esta materia.   

La propuesta incluye:“la conformación de consejos consultivos de movilidad humana en los Consejos Cantonales de Protección de Derechos”. En la actualidad existen consejos de este tipo en los cantones donde hay mayor cantidad de venezolanos. 

Arauz también ofrece establecer corredores humanitarios para migrantes en tránsito en dirección Norte-Sur como Sur-Norte.

Aquí Plan de Gobierno de Andrés Arauz

Lasso y la centro derecha 

Guillermo Lasso es un banquero de 65 años quien ha sido tres veces candidato presidencial. En la primera contienda que participó perdió contra Rafael Correa en los comicios de 2013 en primera vuelta. Para su segunda postulación (2017)  logró llegar al segundo balotaje frente a Lenin Moreno, actual presidente de Ecuador. En esa oportunidad denunció fraude en su contra. 

El político de centro derecha ha sido más que candidato. Como presidente del Banco de Guayaquil dirigió la Asociación de Bancos Privados del Ecuador. En 1994 fue vocal de la Junta Monetaria de Ecuador. Durante ese periodo el Congreso legisló en favor de leyes que desregularizaron la banca. Ese mismo año el Ejecutivo, bajo la presidencia del derechista Sixto Durán Ballén, impuso políticas de privatización de empresas públicas.

En 1998 fue nombrado Gobernador de la provincia del Guayas por el expresidente Jamil Mahuad. Un año después el mandatario lo escogió para liderar el Super Ministerio de Economía durante la crisis financiera de 1999. Lasso duró un mes en el cargo antes de renunciar. 

Como dirigente político ha sido abiertamente contrario al expresidente Rafael Correa y a la Revolución Bolivariana de Venezuela. Como candidato hizo comparaciones entre el mandatario ecuatoriano y el régimen de Chávez y Maduro. Durante su campaña hizo llamados a votar por él, para “que Ecuador no se convierta en Venezuela”

Propuesta migratoria de Lasso

El partido político de Guillermo Lasso, «Creo», apoyó la reforma sobre las causales de deportación de extranjeros por ser considerados peligro para la seguridad pública; sin que exista mecanismos explícitos para apelar la decisión. También estuvieron de acuerdo en agregar a la ley la posibilidad del Estado de retener a personas en proceso de deportación en centro de acogida.

En el plan de Gobierno Lasso no tiene una propuesta clara para afrontar el fenómeno migratorio venezolano. De los nueve párrafos destinados a este tema, seis son sobre contexto (cantidad de venezolanos en Ecuador, economía del país, tasa de empleo). Los otros apartados plantean pedir ayuda a organismos multilaterales y mezclan la seguridad transfronteriza con la movilidad humana. 

Solo en uno de los párrafos se infiere una acción ejecutiva. Se habla de la importancia de regularizar la situación migratoria de venezolanos en Ecuador, sin que se planteen mecanismos para ello. 

Sobre el apoyo de organismos multilaterales, como la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA); en la propuesta Lasso indica que les pedirá ayuda para obtener datos de las personas en movilidad humana en las fronteras. También afirma la necesidad de hacer acuerdos multinacionales, para luchar con la trata de personas y el narcotráfico. 

Aquí plan de Gobierno de Guillermo Lasso

El silencio de Yaku Pérez en materia migratoria

Yaku Sacha Peréz, de 51 años, nació como Carlos Ranulfo Peréz. Cambió su nombre en 2017 a los que tiene en la actualidad, cuyo significado en quichua (idioma indígena)  es “agua del monte”. El dirigente político es abogado con posgrado en Gestión de Cuencas Hidrográficas, Derecho Ambiental, Justicia Indígena y Derecho Penal. 

El primer cargo público que ejerció fue el de concejal de la ciudad de Cuenca (sur de Ecuador) en 1996. Llegó a ese cargo luego que su partido, Pachackutik, iniciara una alianza con el Movimiento Cívico Nuevo País; una de las organizaciones semilla del partido Alianza País, con el que gobernaría el expresidente Rafael Correa. 

El partido Pachackutik es el brazo político de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE). Esa agrupación solo tuvo otro candidato presidencial en las elecciones del 2006, cuando obtuvieron 2% de votos. 

Pachackutik apoyó al expresidente Correa en la Constituyente y en su victoria en los comicios 2009. Luego de ese año le hicieron oposición. El entonces presidente  entregó concesiones a mineras transnacionales, lo que provocó la ruptura con el movimiento indígena.  

Yaku Pérez fue uno de los líderes contra el “correísmo”. Su actual esposa, la periodista francobrasileña Manuela Picq también hizo oposición. Durante manifestaciones en agosto de 2015 contra la reforma constitucional la pareja fue arrestada.

El abanderado de Pachakutik no colocó ni una letra sobre la migración en su plan de Gobierno. Su enfoque es el ambiente y la despenalización del aborto. Sobre la movilidad humana ni él ni su partido tienen una posición concreta. 

Yaku Pérez quedó de tercero en las elecciones. Sin embargo, debido al reducido margen de diferencia entre su candidatura y la de Guillermo Lasso; el dirigente junto a su movimiento denunciaron que los comicios fueron fraudulentos. El movimiento indígena convocó manifestaciones en el país para exigir un reconteo de votos. 

“Están intentando infiltrarse gente del correísmo a través de nuestros hermanos venezolanos”, declaró el dirigente durante una rueda de prensa el pasado 17 de febrero. Según Pérez, si durante las protestas convocadas  existen conatos de violencia, los responsables no serían quienes pertenecen al movimiento indigena. 

Propuesta de Gobierno Yaku Pérez

Propuesta migratoria de la centro izquierda de Xavier Hervas

Xavier Hervas es un empresario quiteño de 47 años sin trayectoria conocida en la administración pública. Llegó a la contienda de la mano del partido Izquierda Democrática (ID), agrupación fundada en los años 70 por el expresidente Rodrigo Borjas Cevallos

Su línea de comercialización son las hortalizas congeladas. Durante el Gobierno de Rafael Correa viajó con delegaciones de esa administración para promover productos ecuatorianos en el exterior. Su partido apoyó la aprobación de la Constitución de 2008, promovida por el presidente Correa. 

ID es un partido político socialdemócrata. Actualmente pertenece a la Internacional Socialista, organización a la que pertenecen las agrupaciones venezolanas Acción democrática y Voluntad Popular.   

Hervas, como abanderado de este partido alcanzó el cuarto lugar con más del 15% de la votación. ID también logró obtener 17 puestos en la Asamblea de Ecuador, convirtiéndose en la tercera minoría parlamentaria. 

El abanderado  de ID, como Lasso, no planteó en su propuesta acciones concretas sobre temas migratorios. En su plan de Gobierno propuso  fomentar políticas “regionales de integración, movilidad humana y defensa de los de los derechos humanos”, al mejorar los procesos para regularización migratoria. 

Reafirmó que buscaría la integración de los migrantes en Ecuador al sistema de Seguridad Social, es decir, al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Iess). También señaló que promovería, de acuerdo a su proyecto de Gobierno, el voto de los migrantes dentro de Ecuador.

Propuesta Xavier Hervas