Venezolanos llegaron a Chile con el objetivo de trabajar y los expulsaron
Venezolanos llegaron a Chile con el objetivo de trabajar y los expulsaron

En un fallo emitido por la Corte de Apelaciones de la ciudad de Iquique en Chile, se acogió un recurso de amparo presentado en favor de 51 venezolanos que ingresaron de manera irregular y que no serán devueltos a Venezuela. Como se recordará, la semana pasada fueron expulsados 86 connacionales por violar las normas chilenas. Según la instancia judicial, la expulsión afectó “la libertad ambulatoria de las personas amparadas”.

La sentencia detalla que la expulsión “no estuvo antecedida de un procedimiento en que los amparados hubieren podido controvertir el ingreso atribuido, ejercer su derecho de defensa ni exponer los antecedentes que estimare procedentes ante la pretensión de expulsión”.

Con ello, agrega el fallo, se trasgredió “su garantía relativa a la existencia de un procedimiento legalmente tramitado, racional y justo que anteceda a la dictación de la medida reclamada”.

Los trámites exigidos

Néstor García, de 22 años, fue favorecido con este fallo, pero indicó que aún tiene trámites pendientes para terminar su regularización y cerrar ese amargo capítulo de su vida.

“Cuando salimos del refugio nos dijeron que no hay necesidad de sacar el carnet de infractor, pero que debo seguir el proceso de auto denuncia desde Valparaíso que es donde me voy a quedar”, comentó.

El estudiante universitario ya recibió sus documentos el 17 de febrero de manos de la Policía de Investigaciones (PDI) de Chile.

Lo que legalmente corresponde

 Lizza Aravena, jefa regional del servicio Jesuita Migrante, luego de la revocatoria de la expulsión, ya no es necesario que la persona continúe presentándose en PDI, ni que vuelva a realizar una auto denuncia. “Lo que corresponde es que envíe un escrito dirigido al Subsecretario del Interior en el que se le solicitar un permiso especial para poder tramitar una visa y así estar regularizado en el país”, explica.

Sin embargo, agrega que el trámite puede ser largo y existen casos de personas que tienen hasta dos años esperando ese permiso.

Néstor, que terminó su cuarentena y ya está en proceso de la reunificación familiar, expresó su agradecimiento a Dios así como la patrona de su región, la Chinita por la fortuna de no ser expulsado.

El acta de entrega que firman los migrantes cuando reciben sus documentos.

Dijo que a partir ahora retomará sus planes de buscar un trabajo y terminar sus estudios de periodismo en la Universidad Cecilio Acosta de Maracaibo de manera remota.