eldric sella venezolano

Eldric Sella, venezolano de 24 años de edad, irá a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Pero Eldric, boxeador, no irá a la cita mundial representando a Venezuela. El criollo fue uno de los 29 seleccionados para el equipo de atletas refugiados que participarán en la competición más importante del deporte mundial. La escogencia de los atletas fue realizada por el Comité Olímpico Internacional (COI) y fue anunciada este martes 8 de junio.

El Equipo Olímpico de Atletas Refugiados nació en los Juegos Olímpicos de Río 2016 como parte de una iniciativa del COI. En la cita celebrada en Brasil, fueron 10 atletas los que participaron: cinco de Sudán del Sur; dos de Siria; dos de República Democrática del Congo y uno de Etiopía. Para que un atleta participe en este equipo, además de demostrar tener un alto nivel de competencia, debe contar con calidad de refugiado “debido a cualquier conflicto a nivel mundial”.

Eldric Sella, el venezolano pionero

El venezolano Eldric Sella, de 24 años de edad, se unirá a otros 28 atletas que participarán en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. En el equipo hay nueve personas de Siria; cinco de Irán; cuatro de Sudán del Sur; tres de Afganistán. El resto de atletas provienen de países como Irak, Camerún, República del Congo, República Democrática del Congo y Eritrea.

El boxeador criollo fue acogido como refugiado por Trinidad y Tobago, país en el que reside. Sella competirá en la categoría de -75 kilogramos en la disciplina de boxeo y, posiblemente, se enfrentará a atletas venezolanos. El púgil criollo dio sus primeros guantazos en el 23 de enero, con tan solo 10 años de edad. Luego de 14 años de trabajo duro, podrá disputar una cita olímpica.

Sella, quien es entrenado por su padre, decidió irse a Trinidad y Tobago en 2014, tras las protestas que vivió Venezuela en los primeros meses del año. Emigró junto a su novia, donde le fue concedido el estatus de refugiado.

«En este programa, tendré la oportunidad de participar en los Juegos Olímpicos y representar no sólo a mí, sino a millones de personas de todo el mundo que, como yo, se vieron obligadas a dejar atrás su hogar y sus sueños», dijo Sella en declaraciones reseñadas en el portal oficial del COI.

El presidente del COI, Thomas Bach, dijo estar entusiasmado con la selección del equipo de refugiados y que espera que este grupo envíe un mensaje al mundo entero.

“Tenemos muchas ganas de veros en persona compitiendo en Tokio, donde vuestra presencia mandará un poderoso mensaje de solidaridad, resistencia y esperanza al mundo”, dijo Bach.