venezolanos colombia apure

Migrantes venezolanos y nacionales colombianos serán atendidos en el departamento de Arauca. El Ministerio de Interior de Colombia instaló un Puesto de Mando Unificado (PMU). El objetivo de esta medida es dar asistencia humanitaria a más de 4.700 personas que han sido afectadas en el departamento de Arauca.

Además, Colombia declaró Calamidad Pública en el departamento de Arauca, fronterizo con el estado Apure de Venezuela, donde se han dado enfrentamientos violentos entre fuerzas de seguridad venezolanas y presuntos miembros disidentes de las Farc. Este enfrentamiento fue reportado el pasado lunes 22 de marzo, cuando la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) anunció que dos de sus soldados murieron tras un intercambio de disparos con “grupos irregulares armados colombianos”.

La situación de violencia continuó por buena parte de la semana, específicamente en la población de La Victoria, estado Apure. La escalada militar derivó en que miles de personas se vieron obligadas a irse de sus casas por temor a ser víctimas en los enfrentamientos armados. Las personas cruzaron hacia el lado colombiano y ahora son atendidos por la administración de Iván Duque.

“Al establecer la Calamidad Pública para el departamento de Arauca se activarán todos los mecanismos de atención humanitaria, para garantizar condiciones dignas de vida, salud y alimentarias, a las más de 4.700 personas que han llegado a la región, producto de enfrentamientos de grupos armados ilegales en la frontera con Venezuela”, afirmó el Ministro del Interior, Daniel Palacios Martínez.

Claves sobre venezolanos desplazados entre el estado Apure y Colombia

1. Según diversos reportes de fuentes expertas en conflictos armados, los momentos violentos en la zona fronteriza comenzaron el domingo 21 de marzo. Pasaron más de 24 horas para que las Fanb emitieran un comunicado sobre lo ocurrido. En la comunicación, la parte venezolana afirma que el evento ocurrió debido a un enfrentamiento entre militares venezolanos y “grupos irregulares armados de Colombia”.

2. Desde el lado colombiano se reportó que el enfrentamiento había dejado a una familia desplazada hacia tierras colombianas. Lo que empezó con un grupo de personas, ahora asciende a más de 4.000.

La respuesta colombiana

3. La respuesta del Gobierno Colombiano ante esta situación es desplegar un Puesto de Mando Unificado para atender a las personas que continúan llegando a tierras de ese país. El Ministro del Interior de Colombia explicó que se está dando una “respuesta institucional” y que la prioridad es la atención humanitaria de la población venezolana. Ahora, Colombia cuenta con el apoyo de la OIM y Acnur. No obstante, en declaraciones ofrecidas por el Ministro del Interior, se espera el pronto retorno de estas personas a su lugar de procedencia.

4. Medida humanitaria. La respuesta colombiana también consiste en la entrega ayuda humanitaria a las familias que lo necesitan. Esta ayuda se traduce en mercados, kits de aseo, colchones y carpas, entre otros.

5. Mientras tanto, las autoridades venezolanas han reiterado que las operaciones militares realizadas en la zona fronteriza buscan “proteger a la población civil de los efectos adversos ilegales y de la violencia sistemática de estos grupos irregulares”. Tras denuncias sobre las acciones emprendidas por cuerpos con las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) en la zona fronteriza, el Fiscal General de la República, impuesto por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab, anunció la designación de fiscales de protección de derechos humanos para investigar los sucesos ocurridos.

6. Organizaciones como el Consejo Noruego para Refugiados y Human Rights Watch han emitido su preocupación por lo ocurrido en la frontera y, especialmente, por el desplazamiento forzado de los venezolanos en el Arauca.