santiago de chile

Chile tendrá una nueva Ley de Migraciones. Aunque el último borrador ya fue firmado por el propio presidente Sebastián Piñera, la nueva normativa todavía no ha entrado en vigencia. Sin embargo, ya se han publicado los aspectos básicos de la nueva ley. Sebastián Piñera afirmó que la idea es “ordenar la casa”. Esto en referencia a ejercer mayor control a la hora de aprobar la entrada de migrantes a territorio chileno.

La ley ha generado preocupación en diversos sectores de la sociedad, especialmente en aquellos que velan por los derechos de los migrantes. La medida tampoco ha sido bien recibida por parlamentarios de oposición, quienes han rechazado varios de los postulados de la regulación.

Esta legislación tardó ocho años en tramitarse y ha sido una de las más discutidas en la política reciente de Chile. La anterior ley está vigente desde 1975.

Las migraciones a Chile serán más complejas

1. ¿Cuánto falta para que entre en vigencia la nueva ley?

Patricia Rojas, presidenta de la Asociación de Venezolanos en Chile (Asoven) explicó los pasos que seguirá la legislación para ser proclamada.

“Lo que ocurre instantáneamente con la firma del último borrador del proyecto de ley, que hizo el Presidente el domingo, es que el borrador firmado va a la Contraloría. En Contraloría deben revisar las últimas modificaciones indicadas por el Tribunal Constitucional, que serían 7 u 8. Esta ley que fue acabada en Comisión Mixta y por el Congreso en general fue impugnada en el Tribunal Constitucional, que aceptó la impugnación de 14 artículos solo 7. De estos, 6 en primera instancia y el último fue acerca de recurrir a segundas instancias de la justicia por parte de migrantes, que es lo que había quedado establecido en la ley. Ese era un artículo discriminatorio y que violaba el derecho de las personas de obtener la segunda instancia de la justicia, y recurrir sentencias”, explicó Rojas.

2. Las nuevas visas. Esta regulación abre un periodo de 180 días para que las personas puedan solicitar visa temporaria de residencia en el país. Los requisitos son los siguientes: tener documento de identificación; antecedentes penales del país de origen y apostillados, además, contar con el equivalente a 90 dólares para el pago de la visa.

“Sobre el catálogo nuevo de visas: son trece las categorías. De oportunidad laboral, que no amarra al migrante a un empleador, como la actual visa que está sujeta a un contrato. Eso protege a las personas de empleadores inescrupulosos que se aprovechan de esta situación. Hay una visa de reunificación familiar de cónyuges, hijos y otras tantas, como estudiante, inversionista, rentistas o jubilados”, explicó Patricia Rojas.

Los que no serán tomados en cuenta

3. Los migrantes por tierra. La nueva ley no tomará en cuenta a las personas que ingresen por tierra a Chile, a través de pasos no autorizados. Tampoco tomará en cuenta a quienes ingresaron de esta forma a Chile desde el 18 de marzo de 2020. En esa fecha fueron cerradas las fronteras del país debido a la expansión de la COVID-19. Esto puede dejar en condición de vulnerabilidad a miles de personas que han ingresado a Chile por tierra entre 2020 y 2021. Sobre esto, el Servicio Jesuita a Migrantes emitió la siguiente declaración:

“Eso nos preocupa porque tenemos una migración, dada por la crisis humanitaria en Venezuela; que no necesariamente tiene la calificación profesional para optar a un trabajo o los vínculos, los contactos, para obtener una oferta laboral. Eso es preocupante para nosotros con respecto a la ley, porque no considera lo que se está viviendo con la crisis humanitaria venezolana”, dijo la directora nacional de la organización, Waleska Ureta.

4. Volver al país de origen. Uno de los aspectos más criticados es el que menciona que aquellos que no hayan estado en Chile antes del 18 de marzo de 2020, tienen que volver a sus países de origen para tramitar la visa en un consulado chileno.

Tampoco queda claro de qué forma estas personas migrantes tendrían que volver a sus países, si en calidad de deportados o si serán habilitados vuelos de repatriación.

El Servicio Nacional de Migraciones

5. ¿Algún aspecto positivo de esta nueva ley?

Para Patricia Rojas sí podría existir algún aspecto favorable de esta nueva regulación.

“Lo positivo es que se crea un Servicio Nacional para las Migraciones, el cual concentrará todo lo relacionado con la materia migratoria y las personas que están dentro del país no dependerá de las gobernaciones para sus trámites. Hay que destacar que los trámites en gobernaciones son el doble de lento, que los trámites de la Región Metropolitana, que ya son lentos, así que imaginemos cuánto deben esperar las personas migrantes en las regiones para resolver sus trámites”, resaltó Rojas. Sin embargo, hizo la salvedad de que “Chile no está preparada para la atención masiva de personas para solicitar visas, ni para los venezolanos, ni para otra nacionalidad”. La ley podría ser promulgada antes de finalizar el mes de abril.