Venezuela PEP-RAMV

El reportaje del periodista Mijail Miranda aborda cómo los medios de comunicación tradicionales y parte de los políticos bolivianos ha emitido declaraciones sin respaldo estadístico sobre la migración venezolana en el país, declaraciones que podrían estigmatizar a dicha población. Mijail Miranda es uno de los ganadores de la beca del curso virtual de cobertura periodística enfocada en las migraciones desde Venezuela hacia cinco países de la región, uns iniciativa de Puente de Comunicación, una alianza entre Efecto Cocuyo y la Deutsche Welle Akademie.

El trabajo de Miranda fue publicado en el medio de comunicación boliviano Muy Waso. En el reportaje, Miranda combina el texto con herramientas multimedia y periodismo de datos para ofrecer un reportaje sobre cómo algunos medios y algunos políticos del país buscan responsabilizar a la migración venezolana de los hechos delictivos que ocurren en Bolivia.

Retórica xenófoba contra la migración venezolana en Bolivia

En el reportaje se ofrecen distintos elementos para contrastar cómo desde algunos medios de comunicación se intenta implantar una matriz de opinión negativa hacia la migración venezolana en Bolivia.

Miranda cita varios ejemplos en los que los medios de comunicación señalan particularmente la nacionalidad de las personas que han cometido ciertos delitos en el país, especialmente cuando se trata de venezolanos. El reportero explica que, “ya sea por subir el rating o en busca de legitimidad, la prensa y la clase política boliviana alimentan la xenofobia y estigmatizan a las personas venezolana que migran empujadas por la crisis humanitaria de su país y restricciones regionales que les cierran las puertas”.

En el reportaje, Miranda muestra que los principales periódicos de Bolivia publicaron “más de una decena de notas donde asocian la nacionalidad venezolana con reportes sobre diversos crímenes y titulares sensacionalistas”. Además, muestra como ejemplo un canal de YouTube que recopila clips de las secciones policiales de los principales noticieros de la televisión nacional. “De 84 videos, once buscan desprestigiar a lxs migrantes venezolanxs”, se lee en el reportaje.

Actualmente, Bolivia tiene a 10.000 migrantes venezolanos en sus registros. Sin embargo, esta cifra podría duplicarse, según afirmó el director general de Migración, Marcel Rivas. En el texto, Miranda usa datos para mostrar que la influencia de la migración venezolana en la criminalidad del país es de las “más bajas de la región”. Y resalta que muchos venezolanos huyen de la violencia del crimen en su propio país.

El discurso también se repite en la política

El reportaje de Mijail Miranda también aborda cómo la clase política boliviana ha intentado responsabilizar a la migración venezolana de la criminalidad en el país. Miranda cita un hecho ocurrido el 15 de noviembre de 2019, cuando Bolivia se encontraba en medio de una situación convulsa tras la salida de Evo Morales del poder. Ese día, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, presentó a nueve ciudadanos venezolanos y los acusó de estar implicados en delitos de sedición.

“Las fotografías de los detenidos fueron publicadas ampliamente por la prensa sin respetar el derecho a la presunción de inocencia ni indagar en la veracidad de los señalamientos gubernamentales, en medio de una coyuntura política compleja”, escribe Miranda en su reportaje. Sin embargo, hasta la fecha, la oficina de Migración solo tiene el registro de una persona venezolana deportada con “causales” de delitos graves.

Para leer el trabajo completo haga click aquí