Junior Ramírez tiene dos años en el Perú.
Junior Ramírez tiene dos años en el Perú.

Junior Ramírez, migrante venezolano en Lima, no quiere que otra persona sea agredida como lo fue él. El joven de 23 años fue insultado verbalmente por el abogado Guillermo Estuardo Miranda North, al momento de llevar un pedido del aplicativo Rappi, para el cual trabaja.

La agresión se viralizó. Junior recibió comentarios y acciones de apoyo, también recibió respaldo del aplicativo Rappi en Perú, incluso su agresor ofreció sus disculpas, pero el muchacho decidió que su caso quede en manos de la justicia.

Y es que, asesorado por los abogados de la embajada nombrada por la Asamblea Nacional, el joven denunció lo ocurrido ante la Comisaría de Miraflores y, con las pruebas que registró en su celular, se abrió una investigación al ciudadano Miranda por presunta xenofobia.

“No sé qué viene, ni qué procede, lo que sí estoy seguro es que no descansaré hasta que se haga justicia. No quiero que a otra persona le pase lo que a mí, por eso no me quedé callado”, expresó el joven.

Ramírez cuenta que es normal que los clientes expresen molestias cuando el pedido no llega como ellos esperaban, pero esa fue la primera vez que alguien lo humillaba. “Es algo que no estoy dispuesto tolerar, no es lo que me enseñaron mis padres. Él (Guillermo Miranda) se me acercaba como queriéndome golpear, pero yo lo esquivé”, agrega el joven oriundo del estado Táchira.

Viralización del video 

El joven explica que, al ser agredido, lo único que se le ocurrió fue grabar, en vez de responder al cliente por miedo a perder empleo y su siguiente acción fue alertar a sus compañeros repartidores para que tuvieran conocimiento de lo ocurrido.

“Lo pasé en un grupo de WhatsApp de mis compañeros repartidores que me expresaron todo su respaldo. Luego, ellos lo empezaron a difundir y cuando vi, todo el mundo sabía lo que me había pasado. Me llamaban para preguntarme si estaba bien y todo eso”.

El video también llegó a los medios de comunicación que se hicieron eco de lo ocurrido e hicieron notas periodísticas en rechazo al trato discriminatorio que recibió el joven venezolano.

En otro video, pero ahora difundido por el propio agresor, intentó enmendar el error cometido: “Yo personalmente quiero pedirte disculpas por hacerte sentir tan mal. No hay razón que pueda justificar mi actitud, ni los problemas por los que estaba pasando, ni toda esta preocupación de la pandemia es excusa para que yo te haya hecho sentir de esa manera”, dice en el video.

Expresa que se siente arrepentido por lo ocurrido. “Te pido nuevamente disculpas públicas, de corazón. También pido disculpas a quienes se vieron aludidos con esta deplorable actitud. No existirá ninguna justificación para lo que hice”, agrega.

Ante esta situación, Ramírez responde: “él pretende que yo le dé una repuesta inmediata de lo que pasó hace solamente un día. Todo eso que él dijo no se borra de la noche a la mañana”, enfatiza el joven de 23 años.

La respuesta de LATAM

Este jueves 19, Miranda fue captado intentando salir del país y, a pesar de que no existe un impedimento de viajes, la aerolínea Latam le negó el embarque y públicamente expuso sus razones:

«En base a la reciente información difundida en diversos medios de comunicación, en donde se menciona que el señor Guillermo Miranda North estaría saliendo al exterior en unos de nuestros vuelos, queremos informar que, según nuestras normas de seguridad operacional, nos reservamos el derecho de embarque de todo aquel pasajero que pueda perturbar la debida tranquilidad y adecuada operación de los vuelos”, señala.

El profesional de las leyes tenía como destino la ciudad de Los Ángeles en Estados Unidos y, luego, de la imposibilidad de abordar el vuelo trató de comprar boletos en otras aerolíneas, que también le negaron la posibilidad de salir del país.

El día después

Luego de toda la exposición a la que estuvo sometido, Junior Ramírez volvió a trabajar. Se siente tranquilo y unas de las razones es que habló con su mamá. “Ella se siente indignada con todo lo que paso pero, también orgullosa porque hice lo correcto. ¡Denuncié!».

Ramírez invita a todas las personas que han estado en su lugar a que también denuncien a sus agresores y de esta manera evitar que continúe el circulo.

Por otra parte, el aplicativo para el que trabaja también le ofreció su respaldo y acompañamiento legal en todo lo que necesite.

Primeras sanciones

La municipalidad de Miraflores, el distrito donde ocurrieron los hechos, procedió a sancionar al agresor con 4.300 soles, informó el alcalde el alcalde Luis Molina quien precisó que esta multa se da en aplicación de las ordenanzas 437 y 480 de esta jurisdicción.

Asimismo, informó que la Procuraduría Municipal pondrá en conocimiento de los hechos a la Fiscalía para los fines correspondientes.

De igual manera, presentó una denuncia contra Guillermo Miranda North ante el Ministerio Público por el delito de discriminación en agravio del joven trabajador.