Venezolanos migrantes
Fotografía por Iván Ernesto Reyes - Efecto Cocuyo

Los migrantes venezolanos empiezan a ser atendidos en República Dominicana. El lunes 12 de abril, ventanillas migratorias de información y acompañamiento, fueron abiertas en cinco provincias del país caribeño. La meta es ayudar a los venezolanos en su proceso de regularización ante las leyes dominicanas. La iniciativa forma parte del Plan Nacional de Regularización que ya arrancó y que busca regularizar el estatus migratorio de los extranjeros que ingresaron a República Dominicana entre 2014 y 2020.

La información fue reseñada por el Diario Libre y en la publicación se cita al jefe de misión de la Organización Internacional de Migraciones (OIM), Josué Gastebolndo Amaya, quien explicó que el proyecto busca conocer a profundidad la cantidad de venezolanos en el país y así poder canalizar de mejor forma la atención a los migrantes venezolanos.

Venezolanos ayudando a migrantes venezolanos

El Diario Libre reseña que, en la mayoría de los casos, son venezolanos quienes se encuentran detrás de las ventanillas dispuestas a atender los casos. Las ventanillas están ubicadas en Boca Chica, La Romana, Bávaro, Punta Cana, Santiago y San Cristóbal.

Las solicitantes que acuden a los puntos de información reciben ayuda para llenar los formularios necesarios, así como para cargar los documentos solicitados en la plataforma de la Dirección General de Migración. También pueden tener una extensión de estadía en el país, sin importar el vencimiento de sus pasaportes.

Quienes deseen sumarse al proceso tendrán que hacer un pago único de 6.500 pesos por persona. El documento obtenido les servirá para solicitar el visado dominicano, en la segunda etapa del plan. El proyecto contempla tres fases: estadía, visado y residencia, y está programado para que, entre seis meses a un año, darle estatus migratorio definitivo a los más de 100.000 venezolanos que residen en el país.

La OIM es la encargada de cubrir los gastos de habilitación de espacios, así como la compra de equipos tecnológicos y capacitar al personal contratado para este plan de regularización.

“Nosotros estamos financiando diez personas en Cancillería, más todo el montaje del centro de atención de visados y los gastos que en funcionamiento demande ese centro durante todo este año”, dijo Gastelbondo al Diario Libre.