Sergio Olivieri - Banco Mundial
Sergio Olivieri - Banco Mundial

Haber acogido a 400.000 venezolanos representa un gran desafío para Ecuador. Ante este escenario, el Banco Mundial elaboró el informe: Retos y Oportunidades de la Migración Venezolana en Ecuador con la finalidad de apoyar la creación de políticas públicas efectivas.

“Los venezolanos pueden aportar el 2% del PIB de Ecuador, si son regularizados, si se les facilita la certificación de sus títulos académicos y reciben por su trabajo remuneraciones acordes a su instrucción profesional”, estimó Sergio Olivieri, economista senior del Banco Mundial y codirector del proyecto de investigación, durante la presentación virtual del informe, el jueves 25 de junio.

En la presentación virtual del informe también estuvieron Mariana Felicio, especialista senior en desarrollo social del Banco Mundial y codirectora de la investigación; María Clara Martin, representante en Ecuador de Acnur; y el viceministro de Movilidad Humana de Ecuador, Carlos Alberto Velástegui.

Para la investigación se utilizó la Encuesta a Personas en Movilidad Humana y en Comunidades de Acogida en Ecuador (EPEC), fundamentada en la visita a 2.300 familias en el país. También se usó la experiencia de grupos focales e instancias participativas del Gobierno ecuatoriano, así como los registros migratorios del Ministerio de Relaciones Exteriores y de Movilidad Humana. 

Venezolanos como potencial productivo

“Existe una percepción errónea de muchos ecuatorianos, sobre lo que representa la comunidad venezolana para el Estado Ecuatoriano”, dijo Olivieri al informar que, de todos los beneficiados por los servicios sociales de Ecuador solo 1% son venezolanos. “Muchos creen que los migrantes les quitan oportunidades de trabajo, algo que no se respalda con las cifras”, agregó.

“Los más afectados por la migración son los jóvenes ecuatorianos con baja instrucción académica”, detalló el economista, por lo que considera prioritario lograr que los venezolanos con títulos académicos puedan obtener empleos “acordes a su cualificación”, enfatizó.

Sobre el tema de cualificación profesional, Felicio, la codirectora del informe, destacó que la mitad de las mujeres migrantes venezolanas tienen mayor preparación académica que las ecuatorianas. Pese a ello, su situación laboral es más precaria que los hombres. “Casi una totalidad de las mujeres venezolanas enfrentan discriminación», afirmó la especialista.

Vulnerabilidad de niñas migrantes

La investigadora hizo énfasis en la vulnerabilidad de las niñas y adolescentes venezolanas en Ecuador, quienes se “enfrentan a barreras efectivas para quedarse en el sistema educativo”, de acuerdo a los hallazgos del informe.

Las barreras a las que hizo referencia la investigadora son: la percepción de inseguridad de las niñas y adolescentes y el “bullying”. “Se sienten inseguras en el trayecto entre sus casas y las escuelas. Sumado a esto, también sufren de discriminación dentro de las instituciones”, detalló. 

“Ecuador tiene que garantizar la seguridad de las niñas y adolescente venezolanas”, recomendó Felicio, quien reconoció que el Gobierno ecuatoriano ha demostrado compromiso para que los derechos de las venezolanas sean respetados dentro y fuera de las instituciones educativas.

Acciones por los venezolanos en Ecuador

Sobre las acciones del Gobierno del país andino, el Viceministro de Movilidad Humana dijo que las instituciones del Estado Ecuatoriano procuran el bienestar de la comunidad venezolana, a pesar de las crisis a las que se enfrenta Ecuador debido a la pandemia COVID-2019.

«La salud y la educación están garantizadas para los ciudadanos extranjeros en Ecuador», declaró el alto funcionario. “Solo Argentina y nuestro país tienen esta postura como Estado”, aseguró Velástegui.

El viceministro informó que el 61% de los venezolanos en Ecuador se han beneficiado del sistema de salud ecuatoriano.  «Solo el 2% de los encuestados para el informe dijeron haber tenido problemas en el sistema de salud por falta de documentos», precisó, al explicar que la legislación ecuatoriana garantiza los derechos de los extranjeros sin importar su situación migratoria en el país.

“Hasta julio de 2019, uno de cada cuatro venezolanos quería traer a sus familiares a este país, algo que muestra la percepción positiva de esta comunidad sobre Ecuador”, argumentó el alto funcionario, al destacar las políticas públicas desarrolladas por el Gobierno ecuatoriano al respecto.