Ayuda clase media

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció un Plan Fortalecido de Protección de la Clase Media que prevé un bono o transferencia directa para las familias, un préstamo estatal solidario que compensará hasta un 70% de la caída de los ingresos, la postergación por 6 meses de los dividendos hipotecarios, así como un subsidio de arriendo durante tres meses, entre otras medidas.

En detalle, la propuesta del Ejecutivo consiste en un “Bono No Reembolsable” de $500.000 a todos los trabajadores de clase media que tenían ingresos formales de entre $500.000 y $1.500.000 al mes, que hayan sufrido una caída de 30% o más de sus ingresos. “Este Aporte no reembolsable se pagará 10 días después de promulgada la Ley e incluirá a trabajadores ocupados, suspendidos, cesantes, a honorarios y por cuenta propia”, subrayó Piñera. 

La ayuda se extenderá con montos decrecientes, a aquellos trabajadores con ingresos entre $1,5 y $2 millones mensuales, que también hayan tenido caídas de ingresos.

En cuanto al Préstamo Estatal Solidario para la Clase Media, se otorgará en 3 cuotas mensuales, con un máximo de $650.000 por cuota y un monto máximo del préstamo de $1.950.000. El Presidente aseguró que será el Estado y no un banco ni una Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) el que otorgará este préstamo. “El Estado no ganará ni un peso con este préstamo, pues tendrá una tasa de interés real igual a cero”. El préstamo tendrá un año de gracia, tres años de pago con un máximo de 5% del ingreso, y al término de estos cuatro años, si una familia no ha podido cancelar íntegramente este préstamo, el Estado lo condonará.

Sobre la protección de la vivienda, la postergación por 6 meses de los dividendos hipotecarios, se hará gracias a una garantía estatal; el subsidio de arriendo se hará durante tres meses, por hasta $250.000 y será para arriendos con un costo de hasta $600.000 mensuales. El beneficio cubrirá hasta el 70% del valor del arriendo, para las familias que hayan tenido caídas en sus ingresos de 30% o más. Además, también se va a implementar una postergación de las contribuciones de bienes raíces del segundo semestre, para todas las primeras viviendas con avalúo fiscal inferior a 5.000 UF, para familias que hayan tenido caídas de ingresos.

El cuarto punto del plan estatal es para ayudar a los estudiantes de educación superior. Se amplió el plazo para que los universitarios puedan postular a financiamientos preferentes del Estado y, además, se va a postergar hasta 3 meses del pago de las cuotas del Crédito con Aval del Estado (CAE).

Estas medidas se toman en un momento político tenso para el gobierno, luego de que la Cámara de Diputados, aprobara el 8 de julio, un proyecto presentado por la oposición que permite retirar 10% de fondos de las AFP. Iniciativa que remeció al Ejecutivo pues la decisión se tomó con votos a favor de legisladores pertenecientes a la coalición gubernamental Chile Vamos. 

Esta semana el Gobierno estaba obligado a presentar una mejor propuesta de auxilio a la clase media, para lograr revertir el avance del proyecto, que continuará discutiéndose en la cámara baja mañana y, de contar con el respaldo requerido, pasará entonces al Senado. 

En el discurso hecho desde La Moneda, el Jefe de Estado se refirió al tema de las pensiones, y recordó que se está impulsando una reforma del sistema previsional. “Sabemos que esto no es suficiente. El sistema actual de AFP tiene grandes problemas que requieren profundos cambios para lograr verdaderas soluciones. Vamos a avanzar hacia una Reforma Estructural al Sistema que administra los fondos de pensiones”, aseveró. 

“Hoy Chile enfrenta un doble desafío. Por una parte, proteger a la clase media en estos tiempos de adversidad. Y por otra, reformar el sistema de pensiones para asegurar pensiones dignas. Ambos desafíos tienen que complementarse, la protección de la clase media no puede ni debe hacerse a costa de disminuir sus ahorros previsionales, ni sus pensiones, ni comprometer el futuro del país”, sostuvo.