La medida que entró en vigencia el pasado 1ero de julio, autoriza a la banca en República Dominicana a proveer de productos y servicios financieros a venezolanos que vivan en ese país, cuyos pasaportes hayan expirado.

Así lo dejó establecido la Superintendencia de Bancos (SB) mediante la Circular SB: No.012/21, publicada el pasado jueves. La medida se corresponde con la resolución No. 02-DGM-2021, emitida por el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Dirección General de Migración el 19 de enero pasado, que busca normalizar el estatus migratorio de los nacionales venezolanos que están en territorio dominicano mediante la categoría migratoria de no residente, y les permite, a ellos y a sus hijos, la utilización de pasaporte vencido.

Inclusión financiera

De acuerdo a la disposición, los intermediarios cambiarios y las fiduciarias, así como la banca en general podrán aceptar los pasaportes vencidos venezolanos que se encuentren en territorio dominicano como documento válido de identificación.

La normativa precisa que la validez de los documentos vencidos aplica a todos los ciudadanos venezolanos, independientemente de si su portador esté o no en el proceso de normalización establecido por la DGM.

De acuerdo con las autoridades dominicanas, se espera que la iniciativa ayude a reducir la exposición de los migrantes venezolanos a la informalidad producto de la exclusión financiera.

Con información de Diario Libre