Migrantes venezolanos renuncian a beneficios de ley por el periodo que deben pagar altos impuestos. Foto cortesía
Migrantes venezolanos renuncian a beneficios de ley por el periodo que deben pagar altos impuestos. Foto cortesía

Entre los años 2017 y 2018 Perú vivió el boom de la llegada de los migrantes venezolanos, que escogieron residenciarse en ese país atraídos por el apoyo ofrecido por el entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski.

Fue así que algunas empresas, en especial de servicios, como call center, seguridad, mantenimiento y otras áreas, ofrecieron a los venezolanos un contrato con todos los beneficios. Sin embargo, la oferta resultaba poco atractiva para los recién llegados.

A un grupo de migrantes, que cumplió el período de prueba de manera favorable en una compañía de cobranzas que opera en Lima, se les ofreció pasar a planilla (nómina), pero el contrato venía con una cláusula que posibilitaba a la empresa a retener el 30% de salario por concepto de Impuesto a la Renta.

También debían cumplir con los aportes obligatorios de la AFP (fondo de pensiones) que implica 12% del total de la remuneración, mientras que el seguro de salud (Essalud) trae consigo una deducción del 9%, pero si se afilia a un seguro privado el descuento es 6,75%.

En promedio se trata de un total de 50% o más del salario de un trabajador.

¿Qué es el descuento del 30%?

La mencionada retención es una obligación por las rentas de quinta categoría. “Si eres no domiciliado y te encuentras en planilla, tu empleador efectuará la retención del 30% sobre la totalidad de tus rentas obtenidas, con motivo del trabajo remunerado, declarando y pagando el citado monto mediante  PDT de Planilla Electrónica – PLAME a cargo del usuario de los servicios”.

¿Por cuánto tiempo se debe pagar ese impuesto?

De acuerdo a la Ley del Impuesto a la Renta, este descuento debe hacerse durante los primeros 183 días de permanencia en Perú del trabajador que forme parte de la planilla de una empresa, dentro del año fiscal,  según los artículos 34º, 57º y 59º 

“La Sunat no sabe hasta cuándo se va a quedar el trabajador extranjero ni cuando le corresponda hacer el pago del impuesto, por eso, como una protección, hace la retención del 30%”, el especialista en materia tributaria explica José Verona.

El debate

El abogado especialista en material laboral, Jorge Toyama advierte que esta legislación alienta “de cierta forma el empleo informal”.

Dada las circunstancias detrás de la migración venezolana, diferentes autoridades han pedido que se hagan excepciones. En el año 2019, el presidente del Banco Central de la Reserva del Perú, pidió que se hagan cambios a la norma. “Esta medida ayudaría a la formalización de los trabajadores venezolanos y evitaría que paguen una alta tasa impositiva de 30%, cuando la mayoría tiene remuneraciones bajas”, indicaba Julio verlarde, presidente del Banco central de la reserva de Perú.

“La inmigración tiene un efecto positivo. El problema es que muchos se han ido al sector informal, en parte por distorsiones tributarias”, agregó Toyama.

Según la plataforma R4V, hasta el 14 de diciembre, Perú sumaba 1.049,970 ciudadanos venezolanos que residían en ese país con diferentes calidades migratorias. Actualmente, cifras no oficiales, dan cuenta que la cifra va por los 1.200.000 personas.

En tanto, Migraciones espera regularizar a más de 700 mil personas con los datos de quienes suministraros sus datos en su plataforma, ya que entraron al país de manera irregular, pero, solo 300 mil lo hicieron.