Argentina ha sido receptor de extranjeros desde sus primeras décadas de existencia. Su Constitución y sus leyes migratorias procuran el respeto a los derechos de los migrantes desde que se promulgó su Carta Magna. Ahora, con la llegada de venezolanos eso no ha cambiado, por lo menos no en la tinta y el papel. 

La legislación nacional mantiene las garantías y fundamenta a instituciones estatales con esa misión. Un ejemplo es el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi). Este órgano fue concebido para diseñar políticas que eviten la discriminación en todas sus formas, entre ellas la xenofobia. 

En el artículo 20 de la Constitución de Argentina se establece que los extranjeros tienen todos los capacidades civiles de los ciudadanos argentinos. Venezuela Migrante identificó ocho derechos de migrantes en la legislación Argentina que pueden ser disfrutados por los venezolanos.

1) Migrar en Argentina es un derecho

Cuando Argentina se constituyó como república federal a mediados del siglo XIX tuvo como objetivo modernizar el país y poblarlo. Entonces los territorios fuera de Buenos Aires eran bastos y sin muchas personas para desarrollarlos. Por eso, uno de los constituyentes y precursor de la Carta Magna actual, Juan Bautista Alberti, dijo en la histórica Carta de Quillota de 1853, “Gobernar es poblar”. 

La idea de Alberti, expresada en el artículo 25 de la Constitución, era promover la inmigración europea. Pese a que la inmigración europea disminuyó a mediados del siglo XX, la postura amigable con la migración permaneció en la legislación. 

Además de la Constitución, la Ley 25.871 de Migraciones defiende el derecho a la migración. “El derecho a la migración es esencial e inalienable de la persona y la República Argentina lo garantiza sobre la base de los principios de igualdad y universalidad”, dice el artículo 4 de la norma de extranjería. 

Para 2020 alrededor de 2,3 millones de habitantes de Argentina son inmigrantes, lo que representa el 5% de la población del país, de acuerdo a datos recopilados por Organización de Naciones Unidas (ONU). Esta cifra convierte al país austral en la mayor nación receptora de extranjeros de la región. 

2) Acceder a la justicia es posible para migrantes venezolanos

Si un venezolano es perjudicado civil o penalmente podrá denunciar en fiscalía o introducir una querella contra quien le agravió. De acuerdo al artículo 6 de la Ley de Migraciones el acceso a la justicia está garantizado para los extranjeros dentro del país. 

A principio de este año se detuvo y se judicializó al presunto agresor sexual de una joven venezolana, Irineo Garzón Martínez. Garzón la drogó y luego abusó de la mujer, de acuerdo al testimonio de la víctima. Su madre denunció el hecho y la policía detuvo al agresor para entregarlo al sistema penal.

Leer también: Thays y su hija no están solas: la justicia ya es clamor en Buenos Aires

3) El trabajo es un derecho

Los extranjeros en Argentina tienen derecho a trabajar y emprender, mientras su situación migratoria sea regular. Si todos los documentos están en regla podrá unirse al sistema de seguridad social.

Si de lo contrario no tiene una visa de residencia vigente o se encuentra de manera irregular en el país, no estará autorizado para realizar actividades económicas y comerciales. La contratación de personas sin sus documentos en regla es sancionado por la autoridad en temas migratorios. 

Pese a las prohibiciones para extranjeros sin visa de residencia, si un migrante en situación irregular trabaja para una persona en Argentina disfrutará de todos los derechos y protecciones relacionadas al trabajo. Es decir, un jefe deberá pagar sueldos completos, liquidaciones y cualquier otro beneficio estipulado en la legislación laboral, como lo señala el artículo 56 de la Ley de Migraciones

4) Los migrantes pueden estudiar en Argentina

El estatus migratorio no es requisito para ingresar al sistema educativo argentino, de acuerdo al artículo 7 de la Ley de Migraciones. Sin embargo, sí se exigirá documentos apostillados de títulos académicos, diplomas y partidas de nacimientos. También se exige antecedentes penales apostillados para mayores de 18 años. 

La persona que cumple con los requisitos podrá solicitar el ingreso a jardines de infantes, escuelas o universidades. En el caso de niños, niñas y adolescentes (NNA), los representantes deberán emitir una carta en la que aseguren estar a cargo de la manutención del estudiante hasta que tenga 18 años.

5) El derecho a la salud es para todos

La legislación de Argentina en materias de salud garantiza el acceso a la salud de extranjeros. El artículo 8 de la Ley de Migraciones indica que no se le podrá negar el acceso al derecho a la salud sin importar su situación migratoria.

Esta garantía tiene como fundamento la Constitución de Argentina, la Constitución de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Convención Americana sobre Derechos Humanos, Pacto Internacional de Derechos Económicos.

6) La reunificación familiar es un derecho para migrantes

La Ley de Migraciones de Argentina no solo reconoce la reunificación familiar de los inmigrantes. En el artículo 10 se señala que el Estado garantizará este derecho, es decir, las diferentes instituciones deberán velar porque esto se cumpla.

Venezuela Migrante identificó tres barreras para la reagrupación familiar:

  • La imposición de visas de entrada al país para familiares.
  • Aumento del costo de los mecanismos para la regularización migratoria.
  • Solicitud de documentos de difícil acceso para los migrantes, como los pasaportes vigentes venezolanos.

Sobre los pasaportes venezolanos, la mayoría de los países de la región reconocieron la dificultad para su acceso, firmada en la Declaración de Quito a finales de 2018. En el documento se señala que los ciudadanos de Venezuela tienen «grandes dificultades» para obtener el documento de viaje.

Leer También: Venezolanos en el exterior con pasaporte vencido: “Estamos huérfanos”

7) Derecho a la información Migratoria

El Estado argentino debe proveer todos los medios necesarios para que los venezolanos reciban toda la información respectiva, sobre cómo regularizar su situación, las faltas migratorias establecidas por la legislación y, especialmente, acerca de los derechos de los migrantes mientras estén en la nación austral.

8) Los migrantes podrán ser consultados en vida pública de Argentina

En Argentina un venezolano no puede votar en las elecciones presidenciales de ese país. Sin embargo, para los comicios provinciales y locales sí, mientras la legislación de la provincia en la que viven lo permita.

Para ejercer ese derecho deberá cumplir con una serie de requisitos: Ser mayor de edad, poseer Documento Nacional de Identidad (DNI), permiso de residencia vigente (algunas provincias exigen permiso de residencia permanente) y documentos que comprueben que su domicilio está en la provincia.

Algunos requisitos varían de acuerdo a la región. Para empadronarse, los procesos también están determinado por las diferentes constituciones provinciales. En Buenos Aires el empadronamiento es automático, en algunas provincias es por medio de un juez de paz y en otras se realiza por medio de otras instituciones.

AQUÍ REQUISITOS POR PROVINCIA