Foto: Álvaro Tavera. COL Prensa

Colombia, al ser uno de los países con mayor receptividad de población migrante venezolana, afronta el reto de fomentar las debidas políticas públicas de integración y velar por la protección de la seguridad, dignidad, derechos humanos y libertades fundamentales de todos los migrantes. El acceso a la seguridad social y al sistema de salud resultan fundamentales.

En dicho país, para solicitar citas médicas o citas con especialistas y acceder a medicamentos es necesario estar afiliado al sistema de salud, ya sea contributivo (en el que la persona paga el servicio) o subsidiado (que es financiado por el Estado colombiano).  

En ambos casos, la persona debe poseer los documentos que respalden su regularidad en el país. Estos son: cédula de extranjería, pasaporte, carnet diplomático o salvoconducto de permanencia, pasaporte de la Organización de las Naciones Unidas para quienes tengan la calidad de refugiados o asilados, pasaporte para menores de siete años o el Permiso Especial de Permanencia (PEP) que, desde 2017, el Ministerio de Salud y Protección Social a través de la Resolución 3015 incluyó como documento válido para que los ciudadanos venezolanos se puedan incorporar al sistema de salud colombiano. 

Sin embargo, al corte del 31 de octubre, Migración Colombia reportaba que cerca del 55% de la población venezolana en Colombia no tenía definida su situación migratoria. Es decir, de los 1.717.352 venezolanos que se encuentran en territorio colombiano, 947.106 están en condición regular y 770.246 en condición irregular. 

A principios del mes de diciembre, el ministro de Salud, Fernando Ruiz, aseguraba que, entre 2017 y 2020, se habían realizado más de 8 millones de atenciones en salud a más de 947 mil personas provenientes de Venezuela, aplicado más de 2 millones de dosis de vacunación y afiliado a 285.842 personas, alcanzado así la cobertura del 40% de la población regularizada en el país.  Esto significa que el 40% de los migrantes regulares están en el sistema. Sin embargo, el resto de los ciudadanos extranjeros  que residen en el país de manera irregular no tienen esa cobertura. 

¿Cómo acceder al sistema de salud pública?

De acuerdo con el Ministerio de Salud de Colombia, los venezolanos podrán acceder de tres formas al sistema de salud: 

  • Cotizante del Régimen Contributivo: Deben estar afiliados al régimen contributivo, todos los empleados, trabajadores independientes (con ingresos totales mensuales, iguales o superiores a un (1) salario mínimo mensual legal vigente) y los pensionados. 
  • Trabajador independiente, donde como cualquier colombiano puede realizar su aporte al Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS), y acceder al Régimen Subsidiado y al Plan de Beneficios. 
  • Persona que no tiene recursos para cotizar, que podrá a través del Permiso Especial de Permanencia, solicitar la encuesta del Sistema de Identificación y Clasificación de Potenciales Beneficiarios para Programas Sociales – Sisbén, para evaluar el puntaje y así ser ubicados en el nivel correspondiente. 

Para acceder al régimen subsidiado es necesario hacer la encuesta del Sistema de Identificación de Potenciales Beneficiarios de Programas Sociales (Sisbén) en la que se evalúa el nivel adquisitivo de la persona.

Ya sea régimen subsidiado o contributivo, la persona estará afiliada a una Entidad Promotora de Salud (EPS) que prestará el servicio. Cada una de estas entidades cuenta con médicos generales y especialistas así como sus puntos de atención. De igual forma, se permite a una persona afiliar a su núcleo familiar, presentando los documentos que demuestren el parentesco.  

Sisbén, requisito clave

El Sistema de Identificación de Potenciales Beneficiarios de Programas Sociales (Sisbén) es una herramienta del Estado colombiano que sirve para definir quiénes pueden acceder a subsidios. Se trata de un un programa social con el que por medio de reglas, normas y procedimientos se busca clasificar a la población de acuerdo a sus condiciones socio-económicas y así brindar subsidios de ayudas económicas para aquellos beneficiarios.  

Contrario a lo que muchos creen, el Sisbén no es salud, sino un requisito para acceder a este servicio. Este trámite es gratuito y no requiere intermediarios.

Uno de los requisitos para afiliarse al sistema de salud pública, bajo subsidio del Estado, es presentar su puntaje del Sisbén, que debe ajustarse a los requisitos del Ministerio de salud. Si usted no tiene un puntaje del Sisbén, debe seguir los siguientes pasos: 

1. Dirígase a la oficina del Sisbén de la alcaldía del municipio donde vive. 

2. Solicite la aplicación de la encuesta por primera vez. Esta solicitud debe hacerla un mayor de edad con un documento de identidad válido vigente. Deberá entregar copia de los documentos de identidad de las personas que conforman su hogar. En el caso de los venezolanos, si no tienen cédula de extranjería o salvoconducto, deben presentar el PEP. Los menores de edad pueden ser encuestados con pasaporte, Documento Nacional de Identidad del país de origen (DNI) o PEP. Al pedir la encuesta, firme el formato de solicitud que le entregará la oficina del Sisbén y consérvelo, pues le será útil en caso de reclamación. 

3. Un encuestador irá a su vivienda para aplicar la encuesta. La información de la encuesta se entrega bajo juramento y servirá para calcular su puntaje. 

No le entregarán el puntaje inmediatamente, así que deberá esperar la publicación en Consulta del puntaje Sisbén (sisben.gov.co).

Afiliación al Régimen Subsidiado

Usted y su grupo familiar deben tener la encuesta Sisbén. Si no la posee, se puede afiliar, pero tiene un plazo de 4 meses para que tenga el resultado del Sisbén. 

Usted puede mantenerse en el Régimen Subsidiado de Salud si ha sido identificado mediante la encuesta SISBEN Metodología III con puntaje inferior a 54.86; siempre y cuando no esté o deba estar afiliado al Régimen Contributivo. 

Igualmente pueden mantenerse en Régimen Subsidiado, las personas que están identificadas como población especial: desmovilizados, indígenas, habitantes de calle, menores en protección, víctimas del conflicto, colombianos retornados de Venezuela, migrantes venezolanos con Permiso Especial de Permanencia PEP, entre otros. 

Si ya le aplicaron la encuesta Sisbén y está avalada por el Departamento Nacional de Planeación clasificado en los niveles 1 y 2, tiene la obligación de afiliarse a la EPS de Libre Elección Subsidiada si aun no lo ha hecho. 

Según la Declaración Universal de los Derechos Humanos, toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho al acceso a la seguridad social, en donde cada estado de manera individual y mediante la cooperación internacional debe disponer de los recursos necesarios para satisfacer las necesidades de los derechos indispensables, como el de asistencia médica. 

En Colombia, según el Plan de Respuesta del Sector Salud al fenómeno migratorio, todos los migrantes tienen derecho a la atención de urgencias y a las intervenciones colectivas; asimismo, la garantía de atención universal de poblaciones priorizadas –niños y gestantes–.  Sin embargo, para afiliarse al sistema de salud el migrante en dicha nación, el ciudadano debe estar en condición regular en el país. 

También puede leer: Venezolanos en Colombia: ¿cómo regularizar el estatus migratorio?