Desde enero de este año, la Asociación Civil Feminista Quinta Ola, dio inicio al programa Chamas en Acción. Con esto buscan incorporar a niñas y adolescentes migrantes venezolanas a presentar propuestas de trabajo en conjunto con activistas peruanas y así promover la integración de ambas comunidades en el país.

La asociación surgió por la experiencia compartida de tres mujeres que vieron la necesidad de impulsar activismo feminista. «Hacen falta espacios donde se les de voz a las niñas y adolescentes, para hablar de los problemas que las afectan de manera directa. Donde pudieran expresar sus opiniones sobre lo que pasa en la sociedad y la política», comentaron desde la asociación.

Una de las confundadoras de Quinta Ola, Beatriz Córdova, también fue gestora del programa GirlGov Perú, y ahora de Chamas en Acción. “Hay una mirada de las niñas y adolescentes migrantes, que ahora están siendo víctimas del adultocentrismo, el sexismo, y se enfrentan al impacto que la xenofobia está teniendo en sus vidas”, comentó Córdova.

Activismo social con enfoque de género

A finales de 2020, Quinta Ola comenzó el proceso de captación de las niñas y adolescentes que están participando en las diversas jornadas formativas y de integración. Luego, ellas tendrían que proponer proyectos para implementar en las zonas donde están viviendo.

Fueron 50 niñas y adolescentes migrantes, entre 13 y 17 años, las seleccionadas para participar en las sesiones virtuales, con especialistas invitados. “Con esto buscamos facilitar el desarrollo de habilidades de empoderamiento político y liderazgo para estas niñas y adolescentes migrantes y refugiadas, bajo un enfoque de género y derechos humanos”, dijo Córdova.

Una vez culminado el proceso de formación, las 50 niñas y adolescentes presentarán los proyectos en los que han trabajado, y cómo esto impactará en sus procesos de integración en el Perú, como país de acogida.

La primera charla donde participaron las niñas y adolescentes venezolanas en el programa «Chamas en Acción»

Integración de niñas y adolescentes peruanas y venezolanas

Para tener un impacto mayor y más positivo, Quinta Ola, con el programa Chamas en Acción, ha diseñado dos estrategias de integración a lo largo de la formación. La intención es promover una visión general de la realidad que atraviesan las migrantes y refugiadas en el país andino y cómo desde la sociedad peruana se puede trabajar de manera conjunta.

“Ellas están trabajando en cuatro comités, y a través de las herramientas que les vamos a brindar, ellas podrán presentar sus propuestas de cambio social. Queremos conocer sobre qué temas les gustaría trabajar, pero para eso es necesario capacitarlas”, indicó Córdova.

Además, han desarrollado dos espacios de encuentro. El primero, “Chama Hermana”, donde tienen intercambios con activistas peruanas, que han sido participantes del programa GirlGov Perú, también promovido por Quinta Ola. El segundo “Familias sin Fronteras”, los padres de las niñas y adolescentes venezolanas se unen con los padres y representantes de las activistas peruanas.

“Queremos que este programa siga, porque es importante que más personas entiendan lo que las niñas y adolescentes migrantes atraviesan, y ahora deben enfrentar la xenofobia”, dijo.

El programa, que culminará en julio, es un espacio en el que las niñas y adolescentes venezolanas creen redes de apoyo para hacer frente a la situación general de riesgos y vulneración de sus derechos humanos. Además, con la integración con adolescentes peruanas, están construyendo comunidades libres de discriminación y xenofobia.