Venezolanos requieren pasaportes vigentes para abordar vuelos internacionales. Foto El Nacional
Venezolanos requieren pasaportes vigentes para abordar vuelos internacionales. Foto El Nacional

“Solicité la prórroga de mi pasaporte desde que llegué a principios de este 2020 y no la he podido retirar, a pesar de que el Saime abrió en octubre. Cuando la fui a buscar en la oficina del IFE Nro. 075 en Cúa, estado Miranda se negaron a dármela; según ellos, porque no hay autorización de esas entregas sino de cédulas”, relató Patricia Fernández*.

Ella es una de las tantas migrantes que no ha podido volver a su país de residencia, ya que su pasaporte está vencido y poco le ha servido tener algún documento de regularización migratoria para abordar un vuelo humanitario: «Hemos perdido tres oportunidades de regresar a Perú por culpa del Saime, sostuvo.

El vuelo humanitario más reciente fue el 8 noviembre y, según testimonio de algunos de los pasajeros tenía un costo de 460 dólares por asiento.

Fernández describe lo que está viviendo como una violación al derecho de identidad. Además, La aerolínea Estelar exige obligatoriamente ese documento vigente para cumplir con las normas del gobierno de Maduro, y por eso también perderá el vuelo que saldrá el 16 de noviembre. «Esto es inaudito nos sentimos presos en el país”, refiere.

Esta situación es la de cientos de migrantes en distintas partes del mundo. De hecho, el movimiento Save my identity busca recoger 100.000 firmas para hacer presión sobre el Saime y exponer el caso venezolano ante organismos como el Parlamento Europeo y la Organización de Estados Americanos (OEA).

El Saime cerró sus puertas desde marzo hasta octubre.

Fernández tenía dos años viviendo el Perú cuando se debió regresar a su país para atender compromisos familiares y quedó varada a raíz de la pandemia.

“Vine a ver a mi familia; en especial a mi madre que estaba delicada de salud. por lo tanto, exijo mi derecho a que concluya ese trámite, porque no fue gratis, yo lo pagué y no es justo que esté atravesando por esta situación”.

A la espera de la reunificación familiar

A la ciudadana *Olga Prieto, de Punto Fijo, estado Falcón sí le dieron una fecha tentativa para la entrega del nuevo pasaporte de su hija de 6 años.

 “Cuando fui la última vez, una señora que salió a dar información dijo que podría ser entregado, pero en enero y si acaso”, dice que fueron las únicas palabras de la funcionaria que tampoco quiso dar explicaciones a los presentes.

Saime confirma en su red social Twitter que está priorizando la entrega de cédulas

Prieto está junto a hija en Venezuela desde el 13 de febrero. Llegaron solo por vacaciones y aprovecharon para renovar el pasaporte de la niña sin imaginar que un mes más tarde quedarían atrapadas como consecuencia de la pandemia.

Agrega que sobrevive en Venezuela gracias a que su esposo, quien sigue en Perú, las apoya económicamente. “Aquí estamos sufriendo con los precios elevados y el deterioro de los servicios públicos”.

Pide que se acorten los lapsos de tiempo para que su familia se pueda reunificar.

El rescate del trámite

A pesar de las restricciones que existen para los ciudadanos, *Armando Mendoza señaló que el precio para recibir su prorroga era de 400 dólares americanos en efectivo.

“Hemos escuchado que muchos gestores del Saime te quieren dejar sin dinero, a mi ofrecieron agilizar mi documento si accedía a pagar 400 dólares por, lo que los funcionarios llaman ‘el rescate de prórroga’. Eso sí, no ofrecen ninguna garantía y si te estafan, no hay ante quién denunciar”, dijo desde Maracaibo, estado Zulia.

Mendonza se disculpó por no poder ampliar su testimonio ya que no tenía Internet y debía economizar su plan de datos.

Niegan reprogramación de vuelos

Otra denuncia de los varados en Venezuela que desean regresar al Perú es que la aerolínea Estelar quiere cobrar un boleto nuevo y les impide reprogramar la fecha del que ya tenían, pues se trata de un “vuelo especial”, que no es humanitario ni de repatriación.

“Me dijeron que tengo que pagar sí o sí mi boleto de regreso a Perú. ¿Dígame usted de dónde saco otros 460 dólares?¡Qué tiene eso de humanitario¡”, reclamó Pedro, quien teme perder su trabajo en Lima y que aprovechó la figura de suspensión perfecta para preservar su trabajo.

La suspensión perfecta consiste en el cese temporal de la obligación del trabajador de prestar el servicio y la del empleador de pagar la remuneración respectiva, sin extinción del vínculo laboral, según un decreto del Ministerio de Economía y Finanzas que estará vigente hasta enero del 2021.

Son aproximadamente 40 los ciudadanos varados en su propio país por temas relacionados al pasaporte reunidos en un grupo de WhatApp llamado “Volver al Perú” . En él comparten diariamente informaciones y status de su situación.

En tanto, el espacio aéreo venezolanos seguirá cerrado hasta febrero y cuando las terminales aéreas reinicien actividades comerciales, solo se permitirán vuelos desde y hacia República Dominicana, México y Turquía, aunque se permitirán vuelos hacia Panamá, según informó el Inac.

  • *Todos los nombres que aparecen en este reporte fueron cambiados para proteger la identidad de las personas.