venezuela foto ivan ernesto reyes

Un grupo de 200 venezolanos provenientes de Perú, Ecuador y, en su mayoría de Colombia, que ingresaron a través del Puente Internacional Simón Bolívar y fueron trasladados a un Puesto de Atención Integral (PASI) en San Antonio del Táchira, denunciaron que extendieron su aislamiento por más de 20 días sin una notificación, lo que ha generado crisis a lo interno del recinto. De hecho, han iniciado protestas pacíficas para exigir que los dejen salir de ahí. «Nos dejaron abandonados a nuestra suerte en el refugio», afirmaron.

«Ya tenemos 25 días de haber cumplido con los requisitos del protocolo y aún no tenemos respuesta alguna sobre la fecha de salida. El lunes pasado (30 de agosto) sacaron a una señora que le dio un infarto», denunció vía WhatsApp *Gionavi Ochoa a Venezuela Migrante, cuando quedó fuera de la mirada de los oficiales que resguardan el PASI.

En condiciones de hacinamiento para una cuarentena

Estas personas que se encuentran en la Unidad Educativa El Palotal, de la carretera de 2 en San António del Táchira, denuncian que se encuentran hacinadas y que el lugar no está habilitado para ser un refugio. «En el baño de hombres tiene una sola ducha para todos los caballeros».

Señala que después del décimo día les dejaron de entregar cloro para lavar los espacios comunes, lo que los deja más expuestos en cuanto a medidas sanitarias. Asimismo, cuentan que algunas de las colchonetas que les entregaron están tan deterioradas que duermen sobre resortes.

Adicionalmente, para quienes están con niños, la situación se vuelve más compleja porque no hay espacios para la recreación de los niños, lo que aumenta los niveles de estrés dentro del PASI.

Buenas noticias, todos sanos

Ochoa señala que los resultados de las pruebas del hisopado y la muestra de sangre dan cuenta de que no hay personas infectadas dentro del grupo. Según cuenta, tampoco han recibido suficiente dotación de equipos de protección para prevenir contagios de COVID-19.

* Los nombres utilizados en este reporte fueron modificados por solicitud de los entrevistados.