Cortesía: Aeropuerto Jorge Chávez

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) de Perú anunció cuáles serán los criterios que tomarán en cuenta para el reinicio de los vuelos internacionales desde y hasta ese país. Carlos Estremadoyro, titular de ese despacho, detalló que solo permitirán viajes de trabajo, salud o estudios, en una primera etapa.

“Posiblemente vayamos a abrir en un periodo corto los vuelos internacionales, pero solo se va a mover ese pequeño porcentaje que tiene que viajar por una extrema necesidad”, indicó.

Estos vuelos no serán comerciales, sino gestionados y organizados a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, que coordinará directamente con las embajadas de Perú en los países destino. «En un momento vamos a migrar a un sistema de vuelos controlados”, agregó.

De momento no hay fecha oficial para el inicio de los vuelos internacionales; sin embargo, las aerolíneas internacionales ya están permitiendo reservaciones para el mes de septiembre.

Varados piden que los dejen regresar

A propósito de este anuncio del MTC, los venezolanos que estaban de paso por el Perú cuando se cerró el espacio aéreo, piden que durante el reinicio de los vuelos internacionales se tome en cuenta a los pasajeros que ya tenían boletos comprados con fecha de regreso. Señalan que después de 5 meses de pandemia ya no tienen cómo mantenerse tan lejos de casa y les urge regresar.

De acuerdo a lo relatado por uno de los voceros del grupo, en el consulado hay más de 130 personas registradas a la espera de ser abordados en un vuelto del plan Vuelta a la Patria.

Paulo Méndez es uno de los ciudadanos que ha realizado todas las gestiones que le han solicitado y es coordinador del grupo de varados. Explicó que luego de 5 meses sin repuesta clara para su regreso, la situación se ha vuelto compleja y algunos ya se encuentran en situación de vulnerabilidad.

«Nosotros llegamos aquí por un tiempo corto para cumplir compromisos familiares y laborales. Ya muchos de nosotros tenemos deudas y algunos carecen de recursos para pagar un vuelo humanitario, que cuesta 460 dólares. Además de la prueba de PCR para el descarte del COVID-19, que tiene valor de 100 dólares».

Solicitó que se hagan las debidas gestiones para que quienes se encuentran varados puedan usar sus tickets o que se les retribuya lo que ya pagaron, de esta manera podrían costear el resto de los días que estarán en ese país.

Méndez debía regresar el 17 de marzo, cuando se decretó el aislamiento social y se cerraron las fronteras aéreas y terrestres. Por su parte, Yenny Hurtado, otra ciudadana venezolana con boleto de retorno, manifestó a Venezuela Migrante que antes de la expansión de la infección ya tenía tres años en Lima. Hurtado había planificado su regreso definitivo para el 18 de marzo. Durante este tiempo gastó los recursos que tenía y rechazó que le quieran cobrar otro boleto, teniendo uno que se podría usar, si las autoridades competentes lo coordinaran.

El último vuelo que partió de Perú a Venezuela lo realizó la aerolínea Estelar. Quienes pudieron abordar la aeronave fueron tres de los sobrevivientes del accidente del arrollamiento masivo en Barrancas, que ya estaban estables de salud.

Tras 120 días, Perú reanudó el transporte terrestre y aéreo doméstico el 15 de julio como parte de la fase 3 de la denominada reactivación económica, que autoriza operaciones en esos sectores.

Protocolo de bioseguridad vigente

De acuerdo a lo establecido por el MTC, todas las personas, tanto trabajadores como viajeros, deben portar la mascarilla y protector facial acrílico. Asimismo, deben llegar una declaración jurada en la que aseguran que no tienen ningún síntoma de coronavirus.